jueves, 28 de junio de 2018

El hundimiento de las salas X frente al auge de Internet

Otrora poderosas, otrora populares, otrora regentadas. Ecos del pasado, señales del futuro. "Internet se lo terminará comiendo todo" me decia un buen amigo hace años. No le falta razón. Primero fueron los videoclubs, las míticas cintas de video VHS o video BETA que tan buenos recuerdos nos traen de nuestra infancia. Alquilar dos o tres pelis buenas para todo el fin de semana era disfrutar de buen cine, de buenos momentos en familia, de felicidad absoluta.


No estaba la gente automatizada (de autómatas) con el maldito teléfono móvil que algunos van por la calle andando y son incapaces de dejarlo quieto. No teniamos cientos de canales en la tele y alquilarse unas pelis en el videoclub era un maravilloso contacto con el cine, el cine en casa. Internet comenzó a cargarse los videoclubs, los cuales resistieron algo de tiempo con la calidad de los dvds y aquellos "blockbuster" que te daban pelis ... y juegos de play station en alquiler.

Porque no podemos negar que una de las secciones mas visitadas de los videoclubs eran los pasillos donde se guardaban las peliculas porno. Qué recuerdos, verdad? Los inicios en esto de la sexualidad, muchas veces viéndolas con los amiguetes del colegio cuando tus padres se iban un rato de casa. Pero internet tenia aun otro gigante por derribar: las salas de cine x.


Poco a poco fueron cerrando todas. Los negocios de revistas porno, al igual que las mencionadas salas de cine X y también los sexshops no han tenido mas remedio que hincar la rodilla frente al gigante de internet. Otros tiempos dicen, y adaptarse a ellos es lo fundamental para sobrevivir. Eso han hecho muchos dueños de estos negocios que han sabido reciclarse y abrir sus negocios de sexo en internet para seguir contentando a ese público eterno que busca porno diario gratis, ahora en internet y cada vez mas con sus smartphones.

Internet es el presente y el futuro. Veremos si no termina por matar también al cine convencional como lo conocemos ahora. Pasaron malas epocas los cines también pero han sabido reciclarse y adaparse a los grandes centros comerciales donde se le ofrece al usuario la tarde-noche perfecta combinando tiendas, restaurantes y cines en escasos metros.

Ya hemos visto que el sexo ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos. Recuerdo que en los kioskos de los años 80 volaban todas las revistas picaronas del momento cuando traian algún especial de mujeres maduras o temas asi que siempre han triunfado en el sector. Hoy en dia no es de extrañar que los videos gratis de maduras sigan siendo protagonistas de este mercado. Esto lo saben en algunos sitios como ole porno que llevan tiempo creciendo y ofreciendo cosas interesantes a sus usuarios. El éxito les llegará, seguro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario